hdpe Plástico
22/01/2021 Corporativa

Ventajas del plástico HDPE: la firme apuesta del mercado para 2026

El polietileno de alta densidad (PEAD), conocido también por las siglas inglesas HDPE, es un material con muchas aplicaciones que da lugar a envases y productos con características muy diferentes. Se ha convertido en uno de los materiales más utilizados en todo el mundo, y se prevé que en los próximos años su demanda aumente aún más.

 

¿Qué es el polietileno de alta densidad (PEAD) o HDPE?

El polietileno de alta densidad es un polímero termoplástico derivado del petróleo que se obtiene sumando distintas unidades de etileno. Sus moléculas apenas presentan ramificaciones, por lo que su densidad molecular se manifiesta a través de una gran resistencia y dureza, siendo esta la principal diferencia entre el HDPE y el LDPE.

El HDPE es un material muy resistente a los impactos y las temperaturas tanto altas como bajas. Además, es resistente a los ácidos y el disolvente.

Una de sus características principales es que se trata de un material muy opaco, incoloro y muy fácil de personalizar, lo que contribuye a que sea uno de los materiales más utilizados para envases.

Además, la gran ventaja del polietileno de alta densidad que hace que muchas marcas se decanten por él para fabricar sus envases hoy día, es el hecho de que sea 100% reciclable, pudiendo contribuir así a una economía circular.

Sus aplicaciones en sectores tan amplios y variados, hace que se estime un elevado crecimiento continuo de su demanda ya que se utiliza para la fabricación de botellas, garrafas, tapones, latas, cables de comunicaciones, bolsas, mobiliario, tuberías, etc.  Además, combinado con otros materiales también se utiliza en el sector alimentario, médico, automoción e incluso en el sector de la construcción.

 

Tendencias del mercado de plástico actual

Desde los inicios de la industria de transformación del plástico, su utilización se ha extendido exponencialmente hasta llegar a ser hoy en día un material sin el que difícilmente podríamos vivir. En los últimos 10 años, las aplicaciones del plástico han sido tantas y en tantos sectores diferentes, que se considera uno de los termoplásticos más generalizado en nuestra sociedad. 

Llegado este punto, han surgido numerosos movimientos en contra, criminalizando el sector del plástico y haciéndolo culpable de uno de los principales problemas del siglo XXI, el cambio climático.

En realidad, no es el plástico el protagonista de estos problemas, sino el comportamiento de los consumidores. Y es que la industria del plástico lleva años en una carrera constante por encontrar nuevas fórmulas y tecnologías capaces de conseguir que este material sea cada vez menos perjudicial para el medio ambiente.

Sin embargo, si analizamos esta tendencia teniendo en cuenta las características del plástico más demandado y utilizado en todo el mundo, el HDPE, y su reciclabilidad, resulta difícil identificar la causa real del problema.

Numerosas empresas y gobiernos han decidido empezar a restringir el uso del plástico y sustituirlo por otros materiales, pero la idea de vivir en un mundo sin plástico aún sigue siendo poco realista si atendemos a la cantidad de productos y servicios que utilizamos cada día y que de alguna forma incorporan algún tipo de plástico.

Y es que, en realidad, el problema está en los plásticos de un solo uso que terminan contaminando tierras y mares.

En este sentido, el polietileno de alta densidad es un material del que no sería necesario prescindir. Pero para ello, es necesaria una mayor concienciación de la población acerca del uso de este material y del fin que se le debe dar.

Como hemos comentado anteriormente, una de las ventajas del polietileno de alta densidad es el hecho de ser reciclable. Esto significa que es un material al que fácilmente se le puede dar una segunda vida con reciclajes mecánicos o térmicos, evitando así que acabe contaminando el medio ambiente y contribuyendo de nuevo a la economía.

La industria del plástico, además, ya está aplicando nuevas fórmulas para conseguir modificar aquellos plásticos que antes no eran reciclables para conseguir que lo sean, y otras para conseguir que este material llegue a ser incluso biodegradable.

descarga envases plasticos hdpe petConsumo del envase plástico en España

España se sitúa en el cuarto puesto de entre los países de Europa que más plástico consumen. Aunque los sectores a los que se destina el uso del plástico son muy variados, los principales son los envases y embalajes, la automoción y la construcción.

En el sector de los envases y embalajes se utiliza hasta el 42% de la cantidad total de plástico que se consume en España. El sector de la automoción utiliza en torno al 22% y la construcción, un 15% de la cantidad total de plástico, destinándolo a la fabricación de puertas, ventanas, marcos, tuberías, sistemas de canalización…

En estos sectores, además, se espera un crecimiento de la utilización del plástico debido a la gran variedad de oportunidades que ofrece, aunque cabe destacar que las exigencias legislativas son y serán cada vez más estrictas en todo lo que afecta al medio ambiente y la salud.

Es importante mencionar también, que en los últimos años se han experimentado importantes cambios en el comportamiento de los consumidores españoles de productos fabricados con plástico. Y es que en nuestro país se ha aumentado el reciclaje de envases plásticos, por ejemplo, hasta en un 8% más que el año pasado, siendo España uno de los países europeos que más envases domésticos de plástico recicla.

 

Qué diferencias encontramos entre HDPE, PET y PVC

Para poder satisfacer las demandas de un mercado diverso y exigente, la industria de transformación del plástico ofrece diversos tipos de plástico. De los 7 tipos identificados con el icono de reciclaje, entre los más utilizados  destacan el HDPE, el PET y el PVC.

hdpe Plastico

El PET es un material fuerte, ligero y transparente, y se emplea sobre todo en la industria alimentaria debido a sus propiedades barrera contra el vapor de agua, gases, alcoholes y aceites, entre otros. De hecho, el PET es asociado a menudo con los envases para bebidas. Es un material resistente, aunque algo flexible, y una de sus grandes ventajas, al igual que el HDPE, es su reciclaje.

El policloruro de vinilo o PVC es uno de los plásticos más versátiles y su producción sólo depende del petróleo en algo menos del 50% de su peso. Es un material empleado en productos de larga duración, y solo el 12% se utiliza para productos de un solo uso. El PVC es ligero, versátil y se obtiene por polimerización de cloruro de vinilo. Además, su buena relación calidad – precio hace que sea uno de los materiales más utilizados en la industria del agua y del alcantarillado.

El PVC es el tercer plástico más utilizado, sin embargo, el HDPE es el primero en todo el mundo. Aunque el PVC es más pesado y resistente, el HDPE aguanta mejor las temperaturas extremas, tanto si son altas como bajas. 

En definitiva, el HDPE o polietileno de alta densidad es uno de los materiales más utilizados en los últimos años que difícilmente se puede sustituir, sin embargo, dependiendo de las aplicaciones es más conveniente utilizar un tipo de plástico u otro. 

De cualquier manera, parece claro que el desarrollo de los plásticos reciclables está experimentando un crecimiento que, con una adecuada concienciación de la sociedad, puede suponer grandes beneficios para todos los sectores de la economía.

ebook-envase-barrera-fluoración-plasma-hdpe-CTA-Alcion

Compartir