envases homologados
14/11/2023 Corporativa

Envases homologados: «Homologación UN»

Según las declaraciones de la ONU, actualmente más de 6000 tipos de sustancias peligrosas circulan sin la protección adecuada, lo que podría tener graves consecuencias materiales, personales y económicas. La manera de evitar que estas sustancias causen algún problema es clara y sencilla: con envases homologados.

 

Envases homologados: ¿Qué es la homologación UN?

En el proceso de producción y distribución de sustancias peligrosas, el fabricante es quien tiene la responsabilidad de utilizar envases seguros

La homologación UN es la manera de garantizar que un envase cumple con las condiciones necesarias para albergar sustancias peligrosas de una forma totalmente segura. Además, con estos envases homologados, las sustancias peligrosas pueden ser distribuidas incluso sin un embalaje adicional, suponiendo además un ahorro para el fabricante.

Para que se trate de envases homologados, la empresa encargada de fabricar dichos envases tendrá que cumplir con determinadas normas de diseño y embalaje, cumpliendo con las exigencias de un programa de gestión de calidad controlado por el organismo de homologación.

En este programa de gestión de calidad se comprobarán factores como la compatibilidad química con el producto, la temperatura que puede aguantar en buen estado o la resistencia física, entre otras características del envase.

Una vez se comprueba la validez del envase, éste deberá incluir el código del material, los datos del fabricante, el país, número y organismo de homologación, el año de fabricación, el grupo de embalaje, la presión de prueba y el símbolo de los envases comprobados por la ONU.

 

 

También podría interesarte: Falsificación de productos – Soluciones APS

 

 

Para conseguir la homologación de envases, la empresa encargada de fabricarlos debe pasar una auditoría inicial y seguir la realización de los ensayos pertinentes en uno de los Laboratorios Oficiales de Ensayos

Una vez que el laboratorio comunique al fabricante el resultado positivo de las pruebas, expedirá un acta de homologación que permitirá al fabricante marcar sus envases homologados durante los 5 años posteriores, encargándose dicho laboratorio de la concesión de las prórrogas. De esta forma, se podrá identificar fácilmente si se trata de envases homologados. Además, esta identificación servirá para asegurar la trazabilidad de los envases y el hecho de que cumplan con todas las medidas de seguridad establecidas por la ONU.

 

Envases y normativas, ¿Qué requisitos se deben cumplir?

Todos los envases de este tipo de mercancías están obligados a obtener esta homologación de un laboratorio oficial certificado o por las autoridades competentes del país de origen de la empresa que se encargue de su fabricación.

Como hemos mencionado anteriormente, uno de los requisitos para la homologación es incluir en el envase toda la información relativa tanto al contenido como al envase en sí. Pero, además, los envases deberán superar ensayos de apilamiento y de caída, entre otros, y deberán cumplir con los requisitos impuestos en relación a la sustancia que alberga, la cantidad, el peso, etc.

Todas estas especificaciones y normativas sobre envases homologados se recogen en el ADR (Acuerdo Europeo sobre el Transporte internacional de mercancías peligrosas). En el Anexo A de este documento, se incluyen todas las acciones que es necesario realizar en relación a los envases antes de remitir una mercancía y distribuirla. En este apartado se incluyen acciones a llevar a cabo como la clasificación de la mercancía, la generación de la documentación pertinente, los controles anteriores a la expedición de la mercancía, etc.

El ADR establece 13 categorías para poder clasificar las mercancías peligrosas, agrupadas según su nivel de riesgo:

  1. GRUPO I (X), Materias Muy Peligrosas.
  2. GRUPO II (Y), Materias medianamente peligrosas.
  3. GRUPO III (Z), Materias de peligrosidad menor.

En el Anexo B, en cambio, se incluye toda la información referida al transporte, el tipo de vehículo que transportará la mercancía, el equipamiento, la elección del conductor, etc.

Estos anexos se actualizan cada dos años, por lo que toda la información relativa a los envases homologados se mantiene actualizada y disponible en internet.

Pero, además, las normativas RID, IMDG, IATA y OACI también recogen la información necesaria para los envases homologados en lo relativo al transporte marítimo, aéreo y por ferrocarril de mercancías peligrosas.

materiales peligrosos

Fuente infografía: labelmaster.com

 

Envases homologados desde el punto de vista del usuario

A la hora de fabricar y poner en circulación sustancias peligrosas, es de vital importancia que se lleve a cabo con envases seguros, ya que cualquier daño personal o material que pudieran causar sería responsabilidad directa del fabricante.

Sin embargo, también es responsabilidad del consumidor elegir marcas que cumplan con todos los requisitos de seguridad y para ello, es importante saber identificarlas.

En la parte inferior del envase, el usuario podrá encontrar el código de embalaje. Lo primero que el usuario debe comprobar en los envases homologados es que en el código aparezca el símbolo “UN” indicando que se cumple con la reglamentación de las naciones unidas. Sabiendo esto, el usuario podrá tener las garantías de que el envase cumple con todas las especificaciones y requerimientos que la ONU ha impuesto para el transporte y venta de mercancías peligrosas.

Catálogo general

Pero, además, este código seguirá con una cifra arábiga, un código compuesto que indica para qué sustancias está permitido ese envase y el grado de peligrosidad, indicará también la densidad relativa o el peso bruto máximo en kg, el año de fabricación, el país de homologación, el número de inscripción en el registro oficial y el nombre (o anagrama) del fabricante.

Este código deberá estar grabado de forma permanente para poder identificar a los envases homologados durante toda su vida útil. Pero, los envases homologados, además, también deberán incluir una etiqueta donde toda esta información permanezca visible. No cumplir con los requerimientos de embalaje de la ONU o un etiquetado incompleto podría provocar que la venta o circulación de la mercancía quedase prohibida en el punto de destino.

Y es que el sector de los envases de mercancías peligrosas es complejo, y cualquier fallo en el embalaje o en la clasificación podría suponer grandes gastos para la empresa que comercializa el producto. Por eso, en Alcion Packaging Solutions, creemos que contar con el conocimiento y control de expertos en envases homologados es fundamental para conseguir que sean seguros, que cumplan con todas las normativas vigentes y que, por lo tanto, no puedan provocar ningún daño personal ni pérdidas económicas. ¡Contáctanos para más información!

 

Compartir